miércoles, 11 de enero de 2012

La inspiración de una persona,
para hablar de mujeres,
solo puede definirse como un fenómeno
pseudo-psicológico, dependiente de factores
como la sociedad, la locura y el clima.

Productos imaginarios,
verdades olvidadas,
las mentiras crecen y mueren en tu
cuaderno cerrado al mundo y a tus
propios ojos.

1 comentario: