lunes, 30 de enero de 2012

Ceder ante las tentaciones más mundanas,
es como volver a caer en placeres del pasado.
Por un lado está la cuesta-arriba,
por el otro están las ganas de volver a subir.

Así que subamos a los arboles,
gritemos con desesperación al pasado
y sus ojos color violeta,
mientras dejamos que el agua limpie nuestras inmundas mentes
y nos eleven hacia esa colina.

4 comentarios:

  1. No soy buena tomando decisiones. No es algo que me agrade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simbología del crecimiento, que las decisiones que antes parecían ajenas se conviertan en dilemas propios.

      Eliminar
  2. Chabón, sos psíquico. :|
    "Así que subamos a los arboles,
    gritemos con desesperación al pasado
    y sus ojos color violeta,
    mientras dejamos que el agua limpie nuestras inmundas mentes
    y nos eleven hacia esa colina."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acordás de lo que te dije sobre la suerte y los agentes del destino?

      Eliminar